Celta de Vigo

Celta de Vigo

publicidad
08 de enero de 2013 • 21:35

Joan Tomás explica su marcha por desavenencias con Herrera

El catalán se incorporará a la disciplina del AEK de Larnaca
Foto: EFE

El media punta catalán Joan Tomás dejó hoy mismo de ser jugador del Real Club Celta. Tras renovar el pasado verano, el jugador de Girona casi no había entrado en los planes de Paco Herrera. En su despedida, explico el porqué, según él, no jugaba: "Todo parte de unas declaraciones mías que no sientan bien y a partir de ahí dejo de entrar en las convocatorias. Son cosas que pasan. Estoy agradecido al club y a Paco Herrera porque me trajo pero no comparto su opinión. Creo que el entrenador, tras las declaraciones, se sintió ofendido y nuestra relación empeoró". Un Joan Tomás que cree que podría haber dado un buen rendimiento en el caso de haber tenido más minutos: "Me voy sabiendo que podía hacer algo más aquí. Creo que en dos años ayudé y me sentí importante. Me voy pensando que este año no he tenido la oportunidad de demostrarlo".

El jugador formado en la cantera del Espanyol dijo marcharse agradecido de Vigo, donde siempre fue muy bien tratado: "He sido muy feliz. Me voy muy agradecido con el club, la ciudad y sobre todo la afición. El ascenso será un momento que nunca olvidaré, sintiéndome importante y cumpliendo mi trabajo. Además de todo lo que supuso para la ciudad y la afición".

Desde mañana mismo, Joan Tomás, se incorporará a la disciplina del AEK de Larnaca chipriota, donde coincidirá con dos antiguos compañeros en el Celta: Ander Murillo y David Catalá: "Quiero volver a sentirme futbolista y empiezo una nueva experiencia. Me apetece probar. Es una opción interesante, en un equipo con amigos y con objetivos ambiciosos. Han mostrado mucho interés y eso lo valoro mucho". El ya ex jugador del Celta firmó hasta junio de 2015 con el equipo chipriota.

 

Terra