Ciclismo

publicidad
16 de abril de 2013 • 18:41 • actualizado a las 18:44

Flecha Valona: Todos pendientes de Purito

La 77ª edición de la Flecha Valona, la segunda clásica del denominado tríptico de las Ardenas, que finalmente contará con Joaquim Rodríguez

Joaquim Rodríguez en la pasada edición de la Flecha Valona.
Foto: Getty Images
  • Javi Cuervo
 

El bíceps femoral de Joaquim Rodríguez, ese músculo que últimamente trae de cabeza a tantos futbolistas, es el responsable de haber tenido en vilo durante las últimas horas a buena parte del pelotón mundial. El ciclista catalán sufrió una caída el pasado domingo en la Amstel Gold Race y su participación en la Flecha Valona ha estado en el aire hasta el último momento.

Finalmente, Purito podrá defender el título conseguido la temporada pasada y que tanto esfuerzo le costó, aunque su estado físico será una incógnita. Segundo y tercero en las ediciones de 2010 y 2011, el de Parets del Vallés consiguió alzar los brazos en 2012, en una clásica que se había convertido en una obsesión para él.

La presencia del líder del Katusha condiciona al resto de corredores que optan al triunfo. Pocas pruebas se adaptan mejor a las condiciones del español, especialista en finales explosivos y rampas imposibles como las del Muro de Huy, el lugar donde cada año termina la segunda parada del denominado tríptico de las Ardenas (Amstel, Flecha y Lieja).

El famoso muro dictará sentencia en una carrera que rara vez se rompe antes de llegar a los últimos metros. Sus 1,3 kilómetros al 9,3% de desnivel medio y con rampas que alcanzan el 26% son el escenario de un final trepidante, donde son frecuentes las escenas de corredores retorciéndose sobre el manillar para alcanzar la meta.

Favoritos

Frente a Joaquim Rodríguez estarán sus compatriotas Valverde, Contador y Antón, los colombianos Henao, Urán, Betancur y Quintana y el belga Philippe Gilbert. El campeón del mundo quiere resarcirse de la edición pasada, donde no pudo responder al ataque final de Purito, y de la pasada Amstel Gold Race.

Serán 205 kilómetros de recorrido, muy similar al de 2012, con dos pasos por el Muro de Huy antes del definitivo. Tres cotas en los últimos 15 kilómetros: la Côte d'Amay (1,5 km al 6,7 %), la Côte de Villers-le-Bouillet (1,2 km al 7,5 %) y el mencionado Huy, donde se impondrá el que más dinamita tenga en las piernas.

Terra Terra