Espanyol

Espanyol

publicidad
15 de septiembre de 2013 • 13:49

Un error arbitral condena al Granada ante el Espanyol: 0-1

El colegiado pitó una cesión que no era a favor del Espanyol y además expulsó a Ighalo con doble amarilla.

Granada y Espanyol fueron los encargados de abrir la jornada de domingo en horario matinal. Lucas Alcaraz apostó por un once inicial de combinación, mientras que Aguirre se preparó para ganar la batalla en el centro del campo dándole entrada en el once inicial a jugadores como Abraham y Lanzarote. Un error arbitral facilitó la victoria del Espanyol por la mínima (0-1).

En la primera parte, apenas hubo historia. En los primeros minutos, la presión del Espanyol consiguió desarticular a un Granada que no lograba desplegar un fútbol combinativo. No fue hasta los veinte minutos, cuando los de Alcaraz empezaron a nivelar la posesión, encontrándose así más cómodos en el terreno de juego.

La ocasión más clara de la primera mitad llegó a la media hora de juego. Clamoroso error de Kiko Casilla en un despeje, pero supo sobreponerse a su error para sacar la pelota sobre la línea. El balón le cayó a Bounanotte que estrelló el balón en la defensa, y Benítez hizo lo propio enviando el disparo arriba. 

Curiosamente, la grada recriminó a Benítez su bajo rendimiento en el partido de hoy. Cada mal pase o centro, tenía como consecuencia una sonora pitada por parte de su afición. De hecho, terminó siendo sustituido por Ighalo en el minuto 65.

A falta de un cuarto de hora para el final del partido, llegó la jugada polémica del encuentro. Iglesias Villanueva decidió pitar una cesión en contra del Granada. Fran Rico va al corte para despejar, sin intención alguna de pasársela a Casilla. Incluso el balón da en Thievy

El Espanyol supo aprovechar el regalo del colegiado, sacó Simao la falta en corto y Lanza la colocó de forma magistral en el ángulo. Toque sutil para celebrar su primera titularidad. Golazo que llevó la indignación a Los Cármenes.

Cuando restaban menos de diez minutos para terminar el partido, Ighalo vio la doble amarilla de forma consecutiva. La primera por protestar, y la segunda seguramente por insultar al árbitro. La presión, en contra del Granada.

El Espanyol continúa así con su buen inicio de temporada, mientras que los de Alcaraz se quedan en la mitad de la tabla con cinco puntos.

 

La clave: Una cesión fantasma. Sin duda, la jugada que decantó el partido. Iglesias Villanueva se equivocó, pero el Espanyol ejecutó la falta con maestría.

Lo mejor: La definición de Lanzarote. Sin duda, maravilloso toque de balón para colocarlo en la escuadra de Roberto. Delicioso.

Lo peor: El árbitro, protagonista. Una pena que sea el colegiado el protagonista de un encuentro. Nunca lo son por temas positivos.

 

FICHA TÉCNICA

Granada:  Roberto; Nyom, Murillo, Diakhaté (Mainz, m. 46), Angulo; Fran Rico, Recio, Dani Benítez (Ighalo, m. 65), Buonanotte, Pereira; y Riki (El-Arabi, m. 79).

Espanyol: Kiko Casilla; Javi López, Colotto, Raúl Rodríguez, Fuentes; D. López, Abraham (Stuani, m. 55), Víctor Sánchez, Simao (Álex Fernández, m. 79), Lanzarote; y Sergio García (Thievy, m. 58).

Goles: 0-1, Lanzarote (m. 75). 

Árbitro: Iglesias Villanueva. Amonestó con tarjeta amarilla a Lanzarote (m. 21), Fuentes (m. 38), Nyom (m. 86). Expulsó a Ighalo (m. 81) con doble amarilla.

Incidencias: Partido correspondiente a la cuarta jornada de la Liga BBVA, disputado en el Estadio de Los Cármenes.

Terra