Fútbol

publicidad
24 de enero de 2013 • 18:37

Costa Rica y Honduras, claros favoritos en semifinal de Copa Centroamericana

 

Las selecciones de Honduras y Costa Rica disputarán el viernes, con El Salvador y la sorprendente Belice, las semifinales de la Copa Centroamericana de fútbol, como claros favoritos para llegar a la final el domingo.

Las cuatro selecciones están clasificadas a la Copa de Oro, a jugarse en julio en Estados Unidos, a las que se unirá Guatemala o Panamá, que también el viernes pelearán por el quinto pase que la Copa Centroamericana reparte para el torneo de la Concacaf.

La jornada arranca a las (16H00 locales) 22H00 GMT en el Estadio Nacional, el único escenario dispuesto para la competición.

Honduras, campeón defensor y que aspira a su cuarto título, medirá fuerzas ante los beliceños, que se colaron segundos en el Grupo A con cuatro puntos, detrás de Costa Rica que sumó 7 unidades.

Belice accedió a semifinales luego de vencer 2-1 a Nicaragua en un emotivo encuentro.

El combinado 'catracho' avanzó a semifinales por mejor promedio de goles como primero del B con solo dos puntos y dos actuaciones para el olvido, en las que a duras penas igualó 1-1 contra El Salvador y Panamá.

Belice, por el que nadie apostaba para clasificar a semifinales, ha sido la grata sorpresa de la competición, con un equipo ordenado y veloz y que ha sabido defenderse a lo grande.

En tres juegos, los beliceños solo perdieron 1-0 en el debut ante los anfitriones ticos y se llevaron un punto de oro ante su vecina Guatemala.

"Es un nuevo amanecer para el fútbol beliceño", comentó su estratega, el costarricense Leroy Lewis, tras obtener el primer triunfo en la historia del certamen regional y la histórica clasificación a la Copa de Oro.

Para el viernes, dijo Lewis, la consigna es la victoria: "Va a ser interesante y nosotros vamos a seguir soñando. Si soñamos clasificar a la Copa de Oro y ya estamos adentro, vamos a soñar también con vencer a Honduras y estar en la final", subrayó.

En el otro partido de la semifinal, los ticos saltan al campo con la obligación de vencer a la "Selecta" que avanzó por medio de un sorteo, tras salir segunda en su grupo empatada con Panamá en goles y puntos.

Costa Rica sumó siete puntos, pero su desenvolvimiento en el campo ha generado descontento de la afición, que silbó el empate 1-1 en el cierre de la llave el domingo ante Guatemala, que quedó eliminada del torneo centroamericano pero irá por el quinto pase frente a Panamá.

Los anfitriones, que suman seis triunfos en la historia de la competición que se comenzó a disputar en 1991, derrrotaron sin convencer a Nicaragua (2-0) y a Belice (1-0), rivales sin tradición en el fútbol del área.

El seleccionador de Costa Rica, el colombiano Jorge Luis Pinto, usó 19 jugadores de los 21 convocados, lo que evidencia que aún no conjuntó un equipo base.

"Vamos a jugar bien y vamos a ganar el torneo", prometió Pinto, pero el juego mostrado dista mucho de sus opiniones, según la crítica especializada.

Los salvadoreños encaran en choque con tres dudas en su formación titular debido a lesiones.

Uno de los afectados es el delantero Rafael Burgos, sobre quien cae la responsabilidad en la ofensiva cuscatleca y autor del único tanto que suma su equipo. Otro es el defensa Romeo Monteagudo, uno de los que podría perderse el duelo ante los anfitriones.

Panamá, Costa Rica y Honduras han tomado la Copa Centroamericana como campamento previo al inicio del hexagonal final de la Concacaf, que arranca el 6 de febrero y en la que competirán también México, Estados Unidos y Jamaica.

Los tres primeros del hexagonal visarán el pase a la próxima Copa del Mundo en Brasil-2014, mientras el cuarto irá a una repesca contra el ganador de la zona de Oceanía.

AFP AFP - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.