3 eventos en vivo

2-2. El Barcelona no puede despedir a Guardiola con untriunfo ante el Betis

Un Barça muy relajado no pudo finalizar la 'etapa Guardiola' con una victoria ante un Betis que puso algo más de intensidad. Un acertado Rubén Castro neutralizó y remontó en el segundo tiempo el tempranero gol de Busquets, pero una acción aislada de Keita rubricó en el tramo final el definitivo 2-2.

  • separator
  •  
  • comentarios

Tenía que ser Keita, el jugador que más ha elogiado Guardiola en estos 4 años, quien con un certero cabezazo evitase que el último partido liguero del míster culé terminase como el primero. El Barça empató a 2 en el Benito Villamarín, cerrando la Liga con 114 goles y el Zamora asegurado para Valdés, el quinto en total y cuarto consecutivo.

Beñat y Piqué
Beñat y Piqué
Foto: Reuters

Porque con la lesión de Pinto, Guardiola decidió que jugase Valdés y no Oier. Ningún apuro ha pasado Valdés en la primera mitad. El Barça ha contralado cómodamente el partido a placer, sin recibir ocasiones y generando el fútbol suficiente para irse al descanso con un marcador más amplio que el 0 a 1 que reflejaba el marcador. El gol lo marcó Busquets a rematar de cabeza un córner sacado por Xavi.

El Barça, a medio gas


Messi jugando a placer y con un Pedro eléctrico, el Barça daba la sensación de jugar a medio gas y que cada vez que apretaba el pie en el acelerador se acercaba con peligro a la portería de Casto. Era un rondo continuado, con Alves abriendo el campo desde el lateral, con Busquets metiendo pases verticales al más puro estilo Xavi, que era el reloj sobre el que giraba el equipo.

A pesar de que la actitud del Betis en la reanudación fue más agresiva, el Barça no pasaba nada de peligro. Pero todo cambio con una acción incomprensible de Alves. Una entrada durísima a Montero fue penalizada con la segunda amarilla, dejando a su equipo con 10, hecho que aún animó más al Betis y al público.

Con un jugador más, el Betis dio dos pasos hacia arriba. Redujo los espacios en el centro del campo, robando con facilidad impidiendo que la pelota llegase a los delanteros culés. Además, la entrada de Santa Cruz y Nono dio más punch arriba. Todo esto unido provocó que en 20 minutos el Betis diese la vuelta al partido.

El primer gol lo marcó Rubén Castro. La defensa culé tira mal el fuera de juego y el centro del campo no presiona al pasador, esto dejó solo al delantero que cuando encaró a Valdés lo hizo con frialdad colándole una formidable vaselina. Era el minuto 70 y solo 3 minutos volvió a marcar en una jugada parecida aunque con definición distinta, ya que esta vez optó por chutar raso y al palo, lejos del alcance de Valdés, que veía como un gol más en contra comprometía su quinto Zamora consecutivo.

Cuando parecía incluso que el Barça estaba perdiendo tiempo para no recibir otro gol, un formidable centro de Montoya fue rematado con fuerza por Keita, quien desde atrás lograba empatar el partido. Todo en Montoya en esa acción fue sensacional. Se acomodó un balón largo con la tranquilidad de un centrocampista y dibujo un plátano al más puro estilo Michel. Un lujo de jugador, con muchas cosas a pulir, como en la acción del segundo gol que se duerme a la hora de lanzar el fuera de juego.

4 años formidables llegan a su fin. 4 años en los que el equipo ha estado siempre por encima o cerca de los 90 puntos, por encima o cerca de los 100 goles, encajando menos de un gol por partido, con decenas de partidos excelsos para guardar en la memoria. Los 3 títulos, el 2 a 6, el 5 a 0 siempre estarán ahí, entre nosotros.

Terra Deportes - The Digital Garden

compartir

publicidad
publicidad