Motociclismo

publicidad
15 de septiembre de 2013 • 14:53 • actualizado a las 15:05

Jorge Lorenzo suma su quinta victoria del año en Misano

El piloto de Yamaha suma su segundo triunfo seguido y el quinto de la temporada. Marc Márquez, segundo, amplia distancias en el Mundial.

Foto: Getty Images
  • Madrid
 

El español Jorge Lorenzo (Yamaha YZR M 1) sumó en el Gran Premio de San Marino de MotoGP, que este domingo se ha disputado en el circuito 'Marco Simoncelli' de Misano Adriátic, su quinta victoria de la temporada.

Marc Márquez, primero en la tabla de puntos del campeonato, cometió un error que le hizo perder algo de terreno y cuando lo recuperó protagonizó una espectacular pelea con su propio compañero de equipo Dani Pedrosa por la segunda plaza del podio que acabó en poder del primero.

Una vez más Lorenzo no dejó pasar su oportunidad y al apagarse el semáforo salió como un tiro camino de la primera curva sin que el autor del mejor tiempo de entrenamientos, Marc Márquez o su compañero en el equipo Repsol Honda, Dani Pedrosa, auténtico especialista en ese momento, pudiesen hacer nada por evitarlo.

Aleix Espargaró (ART), sexto mejor tiempo, no tuvo la misma suerte pues intentó hacer una buena salida para estar lo más adelante posible pero con ello se saltó el semáforo y fue penalizado con un paso por la calle de talleres, que cumplió en la quinta vuelta.

El español, que en esos momentos era sexto, perdió muchas posiciones y desde muy atrás intentó remontar sin apenas opciones de luchar por ese puesto, aunque mantuvo su privilegiada posición al frente de la clasificación provisional de la categoría CRT (Claiming Rules Team) al concluir la prueba sanmarinense en el decimotercer puesto.

Por delante, Jorge Lorenzo marcó un implacable ritmo de vuelta rápida que en apenas cinco giros le permitieron tener casi tres segundos de ventaja respecto a un trío en el que estaban Dani Pedrosa, Marc Márquez y Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1), pero el joven debutante del equipo Repsol Honda y líder del mundial cometió un error que casi le saca de la pista y al salvarlo perdió momentáneamente el rebufo de sus rivales.

Fue a partir del séptimo giro cuando el ritmo de carrera se estabilizó y la ventaja de Jorge Lorenzo pareció estancarse o comenzar decrecer, pero tras un par de vueltas en los que Dani Pedrosa se acercó unas décimas a su oponente, el campeón del mundo de MotoGP en 2010 y 2012 logró estabilizar las diferencias.

Y en tanto esto sucedía el líder del mundial había colocado su Repsol Honda RC 213 V nuevamente tras el rebufo de la Yamaha de Rossi, que luchaba por no perder la estela de Pedrosa, pero no aguantó mucho el nueve veces campeón del mundo los ataques de Márquez, quien en el decimocuarto giro superó al italiano para intentar alcanzar a Pedrosa.

Apenas una vuelta después Márquez ya estaba nuevamente tras el rebufo de la moto de Pedrosa y Lorenzo disponía todavía de una ventaja superior a los dos segundos, lo que hacía un objetivo harto difícil para el líder del mundial neutralizar esa diferencia con apenas doce giros por delante.

El primer objetivo, superar a su compañero de equipo, lo consiguió en el decimoctavo giro con un espectacular interior al que Pedrosa no pudo ni tan siquiera hacer frente, pero Pedrosa no arrojó la toalla y esperó su momento para devolverle la jugada, lo que en realidad benefició a Lorenzo, que de esa pelea acabó sacando una ventaja inalcanzable camino de la victoria.

Márquez consolidó su segunda posición a pesar de los intentos de Pedrosa por desbancarle, con Rossi una vez más en cuarta posición, la cuarta consecutiva.