publicidad
15 de septiembre de 2013 • 13:07 • actualizado a las 15:01

Pol Espargaró vence en Misano y recorta distancias a Redding

El español desbarata el sueño del japonés Takaaki Nakagami al doblegarlo a dos vueltas del final del Gran Premio de San Marino.

Foto: Getty Images
  • Madrid
 

El español Pol Espargaró (Kalex) desbarató el sueño del japonés Takaaki Nakagami (Kalex) al doblegarlo a dos vueltas del final del Gran Premio de San Marino de Moto2 y adjudicarse así una victoria que le permite recortar una cantidad importante de puntos frente al británico Scott Redding (Kalex), que sólo pudo ser sexto.

Nakagami encadena una secuencia de cuatro segunda posiciones consecutivas en las últimas carreras que por ahora le continúan negando la posibilidad de suceder a su compatriota Yuki Takahashi, el último vencedor nipón, en Cataluña 2010, pero que no le impidieron rendir un sencillo pero emotivo homenaje a su compatriota Shoya Tomizawa en la zona en la que perdió la vida en 2010.

No hubo sorpresas en la salida, en la que Pol Espargaró fue el más rápido en el circuito 'Marco Simoncelli' de Misano Adriático, por delante de su compañero de equipo 'Tito' Rabat, el japonés Takaaki Nakagami (Kalex) y el líder del mundial, el británico Scott Redding (Kalex).

A favor de Espargaró desde ese momento contaba que en todas las ocasiones en las que hasta ahora el español había logrado el mejor tiempo de entrenamientos luego se adjudicó la victoria.

Pol Espargaró tiró con fuerza para intentar escaparse de sus rivales, de lo que se apercibió Nakagami, ambos con vuelta rápida en el segundo giro, en el que superó a Rabat para colocarse tras la estela del español con el inglés pegado a ellos.

El primer cambio de líder se produjo en la cuarta vuelta, en la que Takaaki Nakagami se metió por dentro de la trazada del español casi al mismo tiempo y en el mismo sitio en el que Redding intentaba sorprender, sin éxito, a Rabat y poco después lo superara el suizo Dominique Aegerter (Suter), al que doblegó instantes después con un adelantamiento muy valiente y prácticamente al límite.

A ritmo de vuelta rápida Takaaki Nakagami se fue despegando poco a poco de sus rivales, sin que el propio Espargaró pudiese aguantar el ritmo del nipón por esos instantes, con lo que se vio envuelto en una pelea por la segunda plaza con su propio compañero de escudería, 'Tito' Rabat y su máximo rival en la pelea por el título, el líder del mundial Scott Redding, el primero en quedarse descolgado del trío perseguidor.

Nakagami marcó un ritmo constante muy alto que 'esparció' por la pista a sus rivales, con la pareja formada por Espargaró y Rabat tras él y Redding un poco más atrás intentando aguantar el tipo frente a los ataques de Aegerter y el francés Johann Zarco (Suter), a los que poco después se unió el también suizo Thomas Luthi (Suter).

Desde ese momento el interés de la carrera se centró en saber si Nakagami sería capaz de mantener las distancias y Espargaró de recortarlas, mientras Redding se batía con unos correosos rivales con los que parecía no poder el de Quedgeley.

A cinco vueltas del final el escenario de la carrera cambió por completo y con sendas vueltas rápidas de casi medio segundo, en apenas dos giros Espargaró se colocó tras la estela del japonés, que no pudo aguantar el ataque de su rival y vio como una vez más debía conformarse con la segunda posición, cuarta consecutiva, por delante de 'Tito' Rabat, mientras Redding sacó fuerzas de flaqueza para doblegar en última instancia a Zarco y garantizarse el sexto lugar.