Planeta 13T

Planeta 13T

El caso Sterling y el plátano de Dani Alves

El deporte es cada vez más una actividad en el centro de la vida de las sociedades; lo ha sido siempre, desde los Juegos Olimpicos contados por Píndaro, a  pesar de un cierto pensamiento pijoprogre alentado por líderes espirituales del paleocomunismo… Que se aprovechaban a  manos llenas de la propaganda que les proporcionaban los resultados deportivos, véase la Union Soviética o la llamada República Democrática Alemana. En el momento actual, hay incluso nuevas publicaciones digitales que tienen a gala no otorgarle al deporte actividad social a comentar… 

La utilización del deporte de manera institucional masiva, parte en tiempos modernos de la Alemania Nazi, el muy profesional aunque nos duela tratamiento para sus fines de personajes tales como Goebbels y sus once principios de la propaganda, los rodajes de enorme calidad de Leni Reifenstahl, todo contado en el esclarecedor libro 'Nazi Games' de David Clay Large. El deporte SIEMPRE HA ESTADO POLITIZADO y es natural que así sea como actividad social importante, pijoprogres. Tanto es así, que tras la Segunda Guerra Mundial, Stalin, influido por las ideas de Goebbels, traza un plan de desarrollo deportivo con la propaganda como punto central y desembarca en los Juegos Olimpicos de Helsinki en 1952, siete años después de finalizada la Segunda Guerra Mundial, pasando de las cien medallas y estableciendo la marca deportiva  Union Soviética para siempre con la ayuda a posteriori de Horst Dassler y Juan Antonio Samaranch. Helsinki '52 establece a la Unión Soviética como una potencia deportiva de primer nivel. 

Durante 20 años, la Unión Soviética y paises de influencia, triunfan deportivamente con sus tenientes del ejército que practican deporte 'en sus ratos libres' en el hipócrita sistema mantenido por el muy conservador Presidente del Comité Olimpico Internacional de la época, el inefable Avery Brundage, que por un lado hacía aspavientos de esos de 'no hay que politizar el deporte'… Mientras mantenía el medallero por paises. 

Justo en 1972, últimos Juegos Olímpicos de la era Brundage, Munich. 

Agotadas en los boicots 1980, 1984 las vias de credibilidad olímpica,por masiva utilización política, llega la época de la entronización del deporte como espectáculo de atracción masiva… Que en último extremo atrae aún más la cosecha de dividendos por parte de los políticos. Lo veremos en la anual peregrinación a Roland Garros si este año Nadal vuelve a clasificarse para la final. 

Llega la era del deporte entronizado como espectáculo global: Barcelona '92, NBA Dream Team. Samaranch con la idea de cambiar el modelo olímpico, David Stern con la idea de globalizar su negocio. Conseguido por ambos. 

Stern vende un modelo de eficiencia, limpieza, falta de prejuicios… Lo establece globalmente, pero su empresa esta formada por dueños de muy diversa catadura moral, prejuicios raciales incluidos.

De pronto, justo cuando Stern abandona su trabajo de 30 años, uno de los dueños no consciente de que los nuevos medios no dejan nada a oscuras, comete uno más de sus desatinos personales, cree él, sin darse cuenta de que ya nada es personal, que no va a pasar nada. La publicación de su desenfreno verbal, ataca directamente a los pilares de la imagen creada por la organización a la que pertenece. Ojo, que él es dueño de la organización y sólo los pares pueden echarle… Y ni siquiera. Los dueños no dimiten… En todo caso venden y se van… Si quieren vender…

Donald Tokowitz Sterling es de origen judío, cuestión que él sabrá por qué, quiso ocultar cambiándose de nombre. De Tokowitz a Sterling.  Es racista, como hay mujeres que son misóginas, homosexuales que son homófobos. Es racista en un ambiente de trabajo, el baloncesto NBA, en el que el 80% de los jugadores son de raza negra, raza a la que odia… Al tiempo que contrata entrenadores negros, jugadores negros… Sus pares, el resto de los dueños NBA, lo saben… Y pasan. Business is business.

Como nosotros. Un racista tira un plátano en el campo del Villarreal y Dani Alves va y se lo come, para subrayar el desatino, el racismo… Pero una parte de nosotros, pasamos de la realidad y lo convertimos en una anécdota, fíjate lo que ha hecho Dani Alves… NO QUEREMOS AFRONTAR, pero esas mismas imágenes, vistas internacionalmente, nos hacen un daño tremendo como sociedad. Tremendo. 

Así que mis queridos pijoprogres, aquellos que quieren un deporte sin politización, racismo, Valhalla de valores y bellezas que no tenían ni los cantados por Píndaro, que se dopaban, faltaría más… Vuestra comodiad os pertenece, pero no nos la exportéis, porfa.

Por cierto, ¿Tenemos un problema racial en nuestros campos o seguimos con aquello de 'una minoría que no representa…'?

?AFRONTAMOS?

 

 

Ramón Trecet Ramón Trecet

Ramón Trecet

Trecet es una referencia del periodismo deportivo desde hace décadas y ha realizado una aplaudida adaptación a los soportes digitales.



comparte y suscríbete al blog




Sorry, your browser does not handle frames!<a href="http://www.terra.com.br/"> terra </a>

 
 
Leia também X Al fin playoff ACB