Selección Española

Selección Española

publicidad
22 de marzo de 2013 • 10:28 • actualizado a las 11:16

Vuelve Villa, regresa el gol

El delantero apunta a la titularidad, más de un año después, en el encuentro que España disputa ante Finlandia en El Molinón

  • Javi Cuervo
 

Cuando David Villa se fracturó la tibia en las semifinales del Mundial de Clubes de 2011 ante el Al Saad, a la España futbolística se le heló la sangre. A menos de siete meses del comienzo de la Eurocopa de Ucrania y Polonia, la selección española se quedaba sin el máximo goleador de su historia. Uno de los hombres clave en la consecución de la Eurocopa y el Mundial, tenía casi imposible llegar a la cita continental.

El delantero del Barcelona nunca bajó los brazos y acortó los plazos todo lo posible para estar entre los 23 convocados para revalidar el título logrado en 2008. Vicente del Bosque decidió esperar hasta el último momento. Era "un caso especial". Días antes de confeccionar la lista definitiva, el propio jugador llamó al seleccionador para comunicarle que no estaba totalmente recuperado. El técnico salmantino agradeció el gesto del futbolista, que ayudó a hacer menos traumática la decisión de prescindir de su mejor artillero.

Del Bosque buscó el remedio para que la campeona de Europa y del Mundo aprendiera a vivir sin Villa. Para ello recurrió a la ya popular fórmula del 'falso nueve'. Una variante que le había dado resultado en su etapa en el Real Madrid, cuando la baja de Morientes le obligó a utlizar a Guti como delantero improvisado. El mediapunta firmó la nada despreciable cifra de 14 goles -algunos fundamentales- y los blancos se proclamaron campeones de Liga.

Silva y Cesc fueron los encargados de ejercer de 'nueves mentirosos' en el combinado nacional. Otras veces alineó a Torres, Llorente, Negredo o Soldado para jugar con un delantero centro puro. El experimento volvió a funcionar. 'La Roja' no se resintió en su juego y terminó conquistando la triple corona, aunque la cuestión del 'nueve' persiste hasta la fecha. Un debate que el propio Del Bosque siempre lo ha calificado como "algo sano".

Los estadísticas dicen que España marca más goles con 'falso nueve' (11) que sin él (5), en partidos oficiales. Los delanteros utilizados durante este periodo no han podido suplir con goles la baja de 'El Güaje'. De ello se han encargado centrocampistas, extremos y mediapuntas. Ninguno de los puntas parece encajar en el engranaje de la selección, basado en largas posesiones y en la movilidad de sus jugadores, poco propicio para delanteros al uso. A la selección le va mejor sin 'nueve', pero adolece de la pegada de un 'killer'. Alguien que haga de desatascador cuando el partido se complique.

Foto: Getty Images

Con la llegada del nuevo curso Del Bosque reincorporó a Villa al grupo. Sin embargo, el asturiano carecía del 'punch' que siempre le ha caracterizado. Todavía no estaba a tope. Los últimos partidos con el Barça han servido para constatar la vuelta del verdadero David Villa. Ese jugador que necesita media ocasión para hacer un gol

Del Bosque sonreía en la previa del partido ante Finlandia: "Hemos recuperado al mejor goleador del fútbol español", dijo ante los medios. Después lo hizo Villa, para dar las gracias por el trato recibido durante este tiempo: "Me han dado una confianza que agradeceré toda mi vida", confesó.

Todo apunta a que el azulgrana será titular ante Finlandia. Un puesto que no ocupa desde el amistoso contra Costa Rica en noviembre de 2011. 'El Güaje' recuperará su sitio en la delantera en un lugar especial, El Molinón. La que fue su casa durante tantos años. Un estadio donde no le gusta anotar como visitante: "Sientes como que vienes a robar a tu propia casa", asegura. Esta noche puede estar tranquilo, jugará de local. España está de enhorabuena. Recupera a su mejor artillero. Vuelve Villa, regresa el gol.

Terra