Marko Marin, en su presentación con el Sevilla