0

La lámpara del español Jémez busca la receta del triunfo que no llega

16 feb 2017
23h16
  • separator
  • comentarios

El entrenador español Paco Jémez busca, como lo hacía con una lámpara el filósofo griego Diógenes de Sinope, la fórmula para llevar al ansiado triunfo al Cruz Azul mexicano.

Diógenes caminaba en las sombras, apenas guiado por la luminosidad de su lámpara, en busca de hombres honestos.

Jémez ensaya en los entrenamientos de su equipo movimientos tácticas que le permitan a sus jugadores mejorar un balance decepcionante desde que llegó a México y que se traduce en una victoria, cinco empates y tres derrotas en nueve partidos de Liga y Copa.

Jémez arribó al equipo mexicano como la principal solución para devolverle protagonismo en la liga local en la que no ha entrado a la fase final desde el Apertura 2014 y en la que no ha sido campeón desde el Torneo Invierno 1997.

Tras abrir con un triunfo por un 1-0 sobre el Necaxa, el 7 de enero en la primera jornada de la Liga, el Cruz Azul y Jémez ilusionaron a su afición, que aquel día llenó el estadio, pero esa confianza de los fanáticos se diluyó prácticamente en 40 días.

En ese lapso, Jémez enfrentó cinco jornadas de la liga con saldo de tres empates (Monterrey, Querétaro y Santos) y dos derrotas (Pumas y Tijuana) y tres jornadas de la Copa, con dos igualadas (Alebrijes de Oaxaca, de la Liga de Ascenso) y un tropiezo, (Querétaro).

"Hay ocasiones que no encuentras explicaciones lógicas a cosas que pasan en el fútbol", dijo el español el domingo tras su empate 2-2 con el Santos Laguna.

"El fútbol es ilógico en algunos momentos", concluyó como si encontrara un argumento para explicar por qué su equipo juega bien, tiene un estilo definido, domina a sus rivales, pero en el momento preciso no marca.

La preocupación aumentó el miércoles con el empate sin goles en la visita al Alebrijes, en la cuarta jornada de la Copa MX.

El empate dejó a su equipo en el segundo lugar del Grupo 2 con dos puntos, los mismos que Oaxaca, tercero, mientras el Gallos de Querétaro lidera con seis unidades y será el rival del Cruz Azul en la quinta jornada.

Ahora el equipo del español está obligado a ganar y esperar resultados de otros equipos para avanzar.

Jémez ha dicho que intenta no caer en desesperación. "Si me desespero yo, tenemos que empacar todo e irnos para casa", admitió.

Pero además de la falta de triunfos, el extécnico del Rayo Vallecano tiene que lidiar con la presión de la falta de títulos en el equipo que este año cumplirá 20 años de su último campeonato.

Esta asignatura pendiente ha sido el principal asunto por el que Jémez ha tenido roces con la prensa mexicana. Diez días después de su primer partido oficial un periodista le preguntó: "¿La llegada de usted es para levantar al equipo o para hundir al equipo?".

Jémez se tomó su tiempo y respondió: "¿Algo más? Algo serio. Si van a preguntar en serio respondo, si no..." y abandonó la sala.

El miércoles, tras el partido en Oaxaca, un reportero preguntó: "Ante la falta de resultados ¿está preparando su maletas?".

"Eso es una falta de respeto y eso no se lo voy a tolerar a nadie. Usted preocúpese de su trabajo y yo me preocupo del mío", respondió Jémez, como esperando a que su lámpara imaginaria, la que inspiró Diógenes en su búsqueda de la virtud, le guíe por el camino del triunfo que tanto necesita.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad